Desarrollo, cooperación, cultura. Estos han sido los grandes temas que la delegación italiana que he encabezado ha planteado con las autoridades locales durante mi visita a la capital de la región del Ñuble, Chillán. Una misión a 360° del “Sistema Italia” cuyo objetivo es favorecer la penetración de las empresas italianas, la promoción del idioma italiano, aprovechar de las grandes oportunidades en el sector agrícola y agroalimentario y  la cooperación científica. Siempre con el apoyo de la comunidad ítalo-chilena de la región.

Eje de la visita –en la cual me han acompañado también el presidente de la Cámara de Comercio Italiana Luciano Marocchino, el representante del Comites Antonio Zerega y el Jefe de la Sección de Educación de la Embajada Gianfranco Rosso- han sido los encuentros con el gobernador de la Región Martin Arrau, las autoridades locales de Chillán y las Universidades del Biobío y de Concepción.

WhatsApp Image 2019-09-11 at 15.19.19

De izquierda a derecha: Vice Presidente Circolo Italiano Chillán, José Eduardo Perotti / Antonio Zerega / Luciano Marocchino / Gianfranco Rosso / Gobernador de la Región del Ñuble, Martin Arrau / Embajador de Italia en Chile, Mauro Battocchi / Presidente Circolo Italiano Chillán, Carlos Casanova / Olivier Lunghini

 

Existe una gran demanda de Italia también en esta parte de Chile. Y no se trata de una casualidad: Ferrero ya está presenta con 17.000 hectáreas de plantación de avellanas, que han transformado Chile en el cuarto productor mundial de este fruto; además nuestra sociedad constructora INSO está a punto de poner la primera piedra de un nuevo hospital que tiene un valor de 200 millones de dólares.

Por un lado el Ñuble tiene una economía basada sobre todo en producciones agrícolas de carácter intensivo, aspirando en convertirse el punto de referencia en Chile con respecto a la agricultura de calidad. “El desafío para nuestras empresas” ha justamente afirmado Luciano Marocchino “es comenzar una nueva cooperación productiva y tecnológica con Italia en los sectores de la agricultura biológica y de las indicaciones geográficas típicas. Además de Ferrero existe el interés de otras empresas italianas, por ejemplo en los cultivos de la castaña”.

WhatsApp Image 2019-09-11 at 15.21.49

De izquierda a derecha: Juan Alberto Carrera y Pedro Rojas, vicedirector y director Campus Chillán de la Universidad de Concepción

Por otro la comunidad italiana del Ñuble, de descendencia sobre todo “ligure”, es particularmente activa desde un punto de vista cultural y lingüístico: ha de hecho promovido una investigación historiográfica acerca de la migración italiana de la región, condensada en el volumen “Italianos de Chillán”; y ha impulsado la administración municipal de Chillán para que volviera el idioma italiano materia obligatoria en el colegio público “República de Italia”. Un modelo, este, que queremos replicar también en otros sectores de Chile con la ayuda de los ítalo-chilenos.

Asimismo durante los coloquios con el pro-rector de la Universidad del Biobío, Fernando Toledo, y con el jefe del campus de Chillán de la Universidad de Concepción, Pedro Rojas, hemos profundizado el tema del desarrollo de una colaboración científico-tecnológica, también considerando que en mayo de 2019 la Universidad de Concepción ya ha hospedado el Primer Foro Científico Italo-Chileno. “Agronomía, ambiente y energía son las temáticas más prometedoras” ha subrayado Gianfranco Rosso. “El protocolo bilateral de cooperación científica, actualmente examinado por el Ministerio de la Ciencia, es una herramienta que a partir de 2021 podrá ser de gran ayuda”.

Finalmente quiero remarcar cierta satisfacción por el éxito de la italiana INSO en la adquisición del importante encargo para las obras del nuevo hospital de Chillán; ya que los últimos obstáculos burocráticos deberían haber sido superados y muy pronto tendrá lugar el posicionamiento de la primera piedra.  Reafirmo, como dicho por Luciano Marocchino, que para completar el proyecto serán necesarios trabajos e instalaciones que podrían atraer la atención de otras empresas italianas. Como testimonia el pabellón italiano en la feria ExpoHospital de Santiago, en la cual registramos un aumento de interés de la cadena de producción italiana en el sector hospitalario del mercado chileno.

Chillán, y más en genral la Región del Ñuble, son un ejemplo claro de como Italia y Chile puedan trabajar juntos para el desarrollo mútuo a través de proyectos concretos de innovación y educación.

 

Mauro Battocchi

 Embajador de Italia en Chile