La presencia italiana en Chile se ve reflejada también en el legado arquitectónico del País. Un ejemplo muy claro es el Palacio de La Moneda, diseñado por del arquitecto Gioacchino Toesca. Asimismo la Catedral de Santiago, que es sin duda uno de los monumentos más significativos de la capital además de ser uno de las construcciones más antiguas, es otro edificio que –como La Moneda-  “habla” italiano.

joaqun-toesca-24f90829-dbed-4e51-ae51-5f121e2fe67-resize-750

Gioacchino Toesca

De hecho el primer proyecto, que se planteaba remplazar la precedente estructura destruida por un terremoto, fue del arquitecto romano Gioacchino Toesca quien fue nuevamente enviado a Chile a finales del siglo XVIII para construir una nueva catedral antisísmica. Toesca empieza la obra, sin embargo el edificio quedaría inconcluso a causa la repentina muerte del arquitecto en 1799. A Toesca sucederá años más tarde otro arquitecto Italiano, Eusebio Chelli, quien logra ejecutar el proyecto del campanil. Pero es en 1899 cuando finalmente un tercer arquitecto italiano – Ignazio Cremonesi- podría terminar el proyecto dando a la Catedral su aspecto actual.

Un aspecto que, como es lógico, se ha ido deteriorando con el paso del tiempo. Así si hoy podemos re-apreciar la Catedral en su máximo esplendor es justamente gracias al trabajo de restauración de un cuarto arquitecto, de origen italiano y académicamente formado en Italia: Jaime Migone Rettig. Doctor en «Conservación de los Bienes Arquitectónicos» del Politecnico di Milano; Presidente TICCIH-Chile (The International Commitee for the Conservation of Industrial Heritage), Evaluador UNESCO para diferentes postulaciones de sitios chilenos a Patrimonio de la Humanidad y Académico en la Universidad Internacional SEK, en la Pontificia Universidad Católica de Chile, así como en la Universitá di Cagliari  y en la Universitá di Pavia.

CA Invitación Imagen.jpg

El gran trabajo de restauración de la Catedral de Santiago, que tuvo que enfrentarse además al desastroso terremoto de 2010, se ha recopilado en un extenso volumen – Catedral de Santiago & arquitectos italianos en Chile que da cuenta de todas las complejas etapas del proyecto. Lo hace de una forma precisa, detallada y técnica contando además con un amplio apartado fotográfico y con planos históricos y actualizado del monumento.

WhatsApp Image 2019-08-29 at 15.18.56 (3)

De izquierda a derecha: Arq. Jaime Migone / Silvia Colitti (IIC Santiago) / Embajador de Italia en Chile, Mauro Battocchi

El texto, presentado en el Instituto Italiano de Cultura de Santiago, se compone de una primera parte que contextualiza el monumento desde un punto de vista histórico y arquitectónico. Recorriendo las fases de construcción, subrayando la importancia que los arquitectos italianos Toesca, Chelli y Cremonesi tuvieron en el proceso y remarcando la herencia estilística italiana en este importante símbolo santiaguino. Una segunda parte introduce técnicamente la condición de degrado en la cual se encontraba la Catedral en 2010. Momento en el cual, tras un estudio profundo de las lesiones y daños al edificio, se plantea el proyecto de restauración. El tercer capítulo está totalmente dedicado al proyecto de restauración en su diferentes facetas: limpieza, reparación, remplazo, refuerzos. Hasta llegar al desarrollo de proyectos de eficiencia energética y mayor accesibilidad. Por último, la sección final, presenta el detalle de la restauración de obras específicas como la escultura de la Virgen María y la fachada de la Catedral.

Finalmente la publicación “Catedral de Santiago & arquitectos italianos en Chile” es otro importante testimonio de la estricta y enriquecedora relación que existe entre Chile e Italia; una relación que tiene sus raíces en la historia y que sigue dando sus frutos en la actualidad.