Hablar de relojes de lujo significa, normalmente, hablar de Suiza. Los más expertos pensarían tal vez también en Alemania o Japón. Por lo general muy pocos asociarían el mundo de la relojería con la producción italiana.

En cambio Italia, país que ha hecho del estilo una tarjeta de visita mundialmente conocida, y que ha explotado el negocio del lujo a nivel planetario gracias al Made in Italy, ha desarrollado un nicho de producción de relojes gracias a marcas pocos conocidas por el público masivo que en cambio destacan por su nivel de especialización.

De hecho, en un mercado internacional que ve las ventas de relojes en crecimiento y que en Italia vale alrededor de 1,4 miles de millones de euro (Assorologi, 2018), la artesanía italiana del rubro relojero se mantiene firme en el imaginario general como garantía de de calidad y fiabilidad… además que de lujo.

1479472910992148159_db41b825ea72

Entre los históricos talleres relojeros más importante (que en muchos casos nacen en Florencia, ciudad famosa justamente también por su artesanía de lujo y joyería), se encuentra el de Panerai que encarna a la perfección la pasión italiana para los objetos en los cuales se mezclan tecnología, innovación, funcionalidad y sobre todo belleza.

En 1860 Giovanni Panerai abre su taller de relojería en el Ponte alle Grazie (Florencia). En este local, que funciona como tienda, taller y primera escuela de relojería de la ciudad, empieza la historia de Officine Panerai.

Poco antes de la Segunda Guerra Mundial, Panerai crea los primeros prototipos del modelo conocido actualmente como “Radiomir”. Dichos prototipos están destinados a los comandos de submarinistas del Primer Cuerpo Submarino de la Armada Real Italiana. Hoy en día, el Radiomir conserva buena parte de las características del prototipo: una gran caja de acero (47 mm) con forma de cojín, números e índices luminiscentes, asas de alambre no desmontables soldadas a la caja y un movimiento mecánico de cuerda manual con una correa resistente al agua lo suficientemente larga como para llevarla por encima de un traje de buceo.

Panerai-Luminor-PAM601---125455p.jpg

Durante los más de ciento cincuenta años de historia Panerai ha creado relojes únicos y colecciones inolvidables, como por ejemplo aquella pensada con motivo del 400º aniversario de las primeras observaciones del cielo por Galileo Galilei:  tres modelos excepcionalmente complejos en homenaje al genio toscano: “L’Astronomo”, “Lo Scienziato” y el Jupiterium. El modelo Jupiterium de Panerai es un reloj planetario con calendario perpetuo que muestra desde una perspectiva geocéntrica la posición en la esfera celestial del Sol, la Luna y Júpiter, con las denominadas “Lunas de Galileo”, es decir, sus cuatro principales satélites, actualmente conocidos como Ío, Europa, Ganímedes y Calisto.

Actualmente las boutiques de Officine Panerai se encuentran en las principales metropolis del globo, desde Hong Kong a Abu Dabi, pasando por Paris, Londres New York hasta llegar a Sao Paolo.

Desde luego que Panerai no es la única marca de relojes italianos mundialmente famosas; U-boat, TB Buti, Breil, Calamai, Colonna, Aeterno, Hublot son solo algunas de las empresas nacionales que exportan el “tiempo” al estilo italiano en el mundo.

maxresdefault