La artista multidisciplinaria y fotógrafa italiana Clara Salina inaugura el próximo miércoles 17 de julio en el Instituto Italiano de Cultura (Triana 843, Providencia) la exposición “El poder de los cielos”. Una muestra que presenta fotografías sacadas de la serie “Cielos” de la cual ya existe un volumen homónimo publicado por Confín Ediciones en 2017.

“Cielos” es un proyecto al cual Salina trabaja hace años.

Clara, ¿cómo descubriste ese “poder de los cielos”?

Era el año 2013 y estaba paseando por el centro de Santiago con la cámara en la mano en busca de algo. Hacía la ‘street-photographer’, como casi cualquier fotógrafo ha intentado en su carrera. Hasta que llegué frente a una casona, en Avenida República, que me llamó la atención. Me detuve y el cuidador, que estaba barriendo afuera, me vio y me invitó a entrar.

Y entraste…

Entré. Era la casa que uno de los arquitectos más importantes de la historia de Chile, Smith Solari, había construido en 1923 para él y su familia y que, décadas más tarde, se convertiría en centro de operaciones de a Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) tras el golpe de 1973.

Levantaste la mirada y tomaste una fotografía, la primera de “Cielos”.

Saqué unas imágenes cenitales. Entre ellas la que se expone en el Instituto. Pero no fue hasta que llegué a mi casa cuando me pude dar cuenta de lo que había realmente fotografiado. Entendí que adentro de aquella imagen existía la historia de Smith Solar y de toda su familia. Existía la historia de todos los que habían pasado por debajo de aquel mismo cielo, incluidos los funcionarios de la DINA y los presos políticos que por ahí tienen que haber transitado. Existía la historia del cuidador que barría y me abrió aquella tarde. Y, desde luego, existía mi personal historia.  

Y entonces ¿qué hiciste?

Entonces comencé a buscar lugares que ‘tuviesen memoria’. Para sacarles fotografías.

Bolsa de Comercio (Calle La Bolsa 64) / Clara Salina

Bolsa de Comercio (Calle la Bolsa 64). Fotografía de Clara Salina

“Cielos” es memoria, pero también es “cambiar perspectiva”…

Sin duda lo de cambiar perspectiva abrió el espacio para la memoria. Todo nació de este cambio para luego detenerse en la memoria. Los cielos nadie los vive, sin embargo nos observan. Son, como me gusta llamarles, “guardianes de cementos”. 

Finalmente el tuyo es un trabajo muy relacionado con la historia de Chile.

Con ella. Pero también con las historia intimas de los individuos. Lo que me interesa es que se genere una unión entre lo intimo y lo colectivo. Y cuando se da la coincidencia de estas dos dimensiones, pues ahí tenemos algo ‘mágico’.

Para la exposición “El poder de los cielos” se han seleccionado once imágenes que representan instituciones, lugares privados y de formación, como por ejemplo el Tribunal Constitucional, la Escuela Militar, el despacho de Salvador Allende en el Palacio la Moneda. En cada una –según las palabras de la curadora de la exposición Mariagrazia Muscatello-  “…el espectador puede encontrar otros horizontes de significado que se esconden a primera vista bajo la belleza formal de las proporciones y de las arquitecturas.”