La  historia  del  grupo  Italfarmaco  es  una  hermosa  historia  italiana…

Italfarmaco  nace  en  Milán  en  1938,  un  año  antes  de  la  segunda  guerra  mundial  y  se  consolida  en  el  sector  farmacéutico  en  1942,  gracias  a  la  introducción  en  el  mercado  de  dos  productos,  Glicero  Valerovit  y  Ascorbin  Calcium.  A  partir  de  este  momento  la  empresa  centrará  su  atención  en  la  investigación,  en  la  innovación  y  en  la  internacionalización.

Hoy,  Italfarmaco  es  una  realidad  presente  en  más  de  36  Países,  da  trabajo  a  más  de  3000  personas,  produce  un  volumen  de  ventas  total  anual  superior  a  700  millones  de  euros  e  invierte  en  R&D  más  del  10%   de  sus  ganancias.

En  Sudamérica  Italfarmaco  ha  elegido  a  Chile  como  trampolín  de  lanzamiento.

En  mayo  de  2009  nace  ITF-Labomed,  luego  de  la  adquisición  y  fusión  de  Labomed, una  empresa  farmacéutica  local.  Desde  aquí  continuará  su  proyecto  de  expansión  a  través  de  la  apertura  en  abril  de  2016  de  una  nueva  filial  en  Perú  y  al  mismo  tiempo,  estipulando  acuerdos  comerciales  con  socios  de  confianza  en  Países  como  Uruguay,  Ecuador  y  Bolivia.

En  2012,  además  de  la  actividad  comercial  y  de  distribución,  la  empresa  italiana    invirtió  mucho  en  la  remodelación  total  de  la  planta  farmacéutica  de  Santiago  ubicada  en  la  comuna  de  Lampa.  En  virtud  de  estas  remodelaciones,  hoy,  la  fábrica  puede  contar  con  los  más  altos  estándares  de  calidad  productiva  y  con  todos  los  requisitos  de  las  buenas  prácticas  de  fabricación  (GMP).

ITF-Labomed  en  2019,  en  calidad  de  filial  sudamericana  de  un  grupo  de  capital  completamente  italiano,  está  orgullosa  de  dar  trabajo  en  Chile  a  más  de  300  personas  entre  administración,  operaciones  y  red  comercial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La  empresa  se  hace  cargo  de  todos  los  procesos  de  formación  del  personal.

El  objetivo  es  otorgar  un  crecimiento  constante  tanto  desde  un  punto  de  vista  humano  como  laboral,  que  estimule  a  cada  trabajador  a   dar  lo  mejor  de  sí.

Formar  parte  de  una  empresa  italiana  en  el  extranjero,  significa  exportar  el  concepto  del  trabajo  Made  in  Italy,  desde  siempre  sinónimo  de  calidad  y  de  garantía,  donde  el  profesionalismo,  la  seguridad  y  la  calidad  del  modus  operandi  dan  un  valor  agregado  al  producto  final  realizado,  en  este  caso  el  fármaco.

La  Misión  de  ITF-Labomed  es  contribuir  al  mejoramiento  de  la  calidad  y  a  la  prolongación  de  la  duración  de  la  vida  en  Chile,  a  través  de  la  realización  de  productos  y  de  servicios  farmacéuticos  de  vanguardia,  mediante  la  promoción  y  la  adopción  en  todos  los  niveles,  de  conductas  transparentes  y  coherentes  con  las  normas,  las  reglas  y  la  responsabilidad  social.

                                                                                                          Giovanna Madeo

 

Lea la versión en italiano aquí