El pasado 7 de febrero en Milán, en ocasión de CONNEXT, un evento de networking organizado por Confindustria, tuvo lugar como parte del ciclo de seminarios sobre Industry 4.0. el encuentro “El network de la inovación 4.0: DIH y Competence Center”.

Stefano Firpo, Director General para las Políticas Industriales, la Competitividad y las PMI del Ministerio del Desarrollo Económico (MISE), ha presentado el papel que jugarán los nuevos Competence Center –que justamente se insertan dentro del Plan Nacional Empresa 4.0- subrayando los recursos y los tiempos del proyecto que partirá a la brevedad.

Watch this video on YouTube.

El Plan Nacional Empresa 4.0 (ya Industria 4.0) se configura como una ocasión para todas aquellas empresas italianas que quieren aprovechar las oportunidades relacionadas con la cuarta revolución industrial. El objetivo es explotar la cada vez más grande cantidad de datos e informaciones y el cada vez más masivo uso de las tecnologías para conectar, innovar y gobernar la cadena de valor en su entereza. Es una estrategia industrial cuyo objetivo es la informatización de la industria manufacturera. Un concepto, el de Digital manufacturing, estrictamente atado al desarrollo de algunas tecnologías específicas como impresión y scanning 3D, internet of things, realidad aumentada, realidad virtual, inteligencia artificial.

Cabe destacar como, también en Chile, el desafío de la Industria 4.0 esté empezando a generar cierto interés en el mundo de las empresas, como subrayado por ejemplo por  ASIMET (Asociación de Industriales Metalúrgicos) durante el Foro Anual de Industria 2018, tras un llamado a generar políticas públicas que promuevan la industria nacional para que Chile se sume a la nueva revolución industrial 4.0.

Volviendo a Italia, el Nacional Empresa 4.0  se desarrolla con medidas concretas alrededor de tres principales directrices: operar dentro de una lógica de neutralidad tecnológica, intervenir con acciones horizontales y no verticales o sectoriales, actuar sobre factores habilitantes.

Es justamente en ese contexto que el Plan promueve -gracias a la forma de las partnership público-privado- la formación de centro de competencia de alto nivel de especialización sobre temáticas de Industria 4.0. Los centros de competencia fomentarán actividades de orientación y formación a las empresas, además de brindar apoyo en la realización de proyectos de innovación, investigación industrial y desarrollo experimental cuando el objetivo sea la realización de nuevos productos o servicios a través de tecnologías 4.0.

Industrial revolution

Actualmente, según la lista publicada en mayo de 2018 por el MISE los Competence Center que muy pronto verán la luz son los siguientes:

Manufacturing 4.0 (Politecnico di Torino), Made in Italy 4.0 (Politecnico di Milano), BI-REX (Università di Bologna), Artes 4.0 (Scuola Superiore Sant’Anna di Pisa), SMACT (Università degli studi di Padova), Industry 4.0 (Università degli Studi di Napoli Federico II), Start 4.0 (CNR – Consiglio nazionale delle ricerche),  Cyber 4.0 (Università degli Studi di Roma “La Sapienza”).

Estos centros promoverán entonces la investigación avanzada, la transformación tecnológica y la formación acerca de tecnologías avanzadas; a través de una gestión público-privada entre universidades, centros de investigación de excelencia y empresas.

El MISE, como ha mencionado Stefano Firpo, ha asignado nuevos recursos: sobre la mesa ahora hay 72 millones de euro, casi el doble con respecto a los 40 pensados anteriormente. El 65% de los 72 millones (unos 47,5 millones de euro) servirá para cubrir los gastos de constitución y arranque de las actividades de los Competence Center, hasta un tope de 7,5 millones de euro para cada centro. El 35% que queda servirá en cambio para financiar proyectos de investigación tecnológica, hasta un tope de 200 mil euros para cada proyecto.

Slide Convegno CONNEXT Milano 7 2 2019 [Salvato automaticamente]

En fin, unos verdaderos polos alrededor de los cuales tendrá que desarrollarse la excelencia de la Industria 4.0 italiana, brindando un servicio a las empresas que se desplegará por tres caminos:

Orientación, en particular para las PMI, a través de la predisposición de herramientas que puedan apoyar las empresas a la hora de evaluar su nivel de madurez digital y tecnológica.

Formación, con el objetivo de promover y difundir las competencias en el ámbito de la Industria 4.0, sobre la linea de producción y las aplicaciones reales para fomentar la comprensión de las empresas acerca de los beneficios concretos en términos de reducción de los costos operativos y aumento de la competitividad de la oferta.

Actuación de proyectos de innovación, investigación industrial y desarrollo experimental.