¿Cuántas veces hemos leído de la importancia de las fuentes de energía renovables? ¿Y cuántas hemos escuchado hablar sobre las potenciales ventajas, por ejemplo, del desarrollo de la energía fotovoltaica? Muchas, muchísimas. Sin embargo, hoy en día, ¿cuál es la situación con respecto a los avances en estos campos del progreso?  Y en ¿qué punto se encuentran Italia y Chile?

La respuesta puede empezar a brindárnosla Mario Pagliaro, renombrado químico italiano e investigador en el rubro de las energías renovables, quien afirma sin duda alguna que está hoy ocurriendo una “revolución silenciosa”: la transición desde las fuentes fósiles, contaminantes y demasiado caras, a las renovables como el sol, el agua, el viento, la tierra y los recursos biológicos. Y esto con respecto tanto a la producción de la energía así como a la de los materiales que aún se obtienen desde el petroleo. Es el amanecer de la economía solar, dice Mario Pagliaro en su libro Helionomics: la libertà energetica con il solare (Egea, Milano, 2018).

No se trata, dice el autor, de una quimera o de una promesa para un futuro lejano, sino de un cambio concreto ya en marcha que avanza rápido día tras día.

Pagliaro ilustra cuáles son las motivaciones de carácter ambiental y sanitario que nos obligan a una transición rápida hacia la economía solar; y esto a causa del peligroso cruce entre las dinámicas de crecimiento de la población y de la economía global, y el de la disponibilidad de petroleo con costos reducidos (por debajo de los 40 dólares por barril) que ya no existe.

1549481147237

“No es un objetivo lejano, sino una realidad concreta que permite desmantelar las centrales termoeléctricas en Italia y en el mundo, y que pronto hará lo mismo con las refinerías petrolíferas” ha dicho Pagliaro en octubre de 2018 durante la “Milano Energy Management Conference” mostrando la caída del precio del kWh en la Bolsa italiana tras la instalación del importante parque fotovoltaico italiano.

Italia, cabe destacar, se posiciona actualmente en el quinto lugar en términos de potencia solar instalada, y en el cuarto si hablamos de capacidad fotovoltaica percapite. Es un dato subrayado por el nuevo informe sobre las energías renovables 2018 escrito por REN21, la red global que suma representantes gubernamentales, científicos, instituciones públicas, ONGs y asociaciones industriales. El documento  “Renewables 2018 Global Status Report” ofrece una mirada profunda dentro del sector energético “verde”, resumiendo los principales avances alcanzados en 2017. En ese año, se lee, las fuentes renovables representaron el 70% de toda la nueva capacidad de producción eléctrica global, marcando el aumento más importante en la época moderna.

El verdadero record pertenece al fotovoltáico: la nueva capacidad ha aumentado en un 29% con respecto a 2016, alcanzando los 98 GW y superando las adiciones netas de carbón, gas natural y nuclear juntos. En este contexto Italia mantiene una buena posición gracias al crecimiento de los últimos años, colocándose en el top cinco de la capacidad acumulada detrás de China (+53 GW), Estados Unidos (+ 10,6 GW), Japón (+ 7 GW) y Alemania (+1,7 GW). En cambio, si miramos a la capacidad percapita sube una posición en el ranking mundial. A nivel nacional el fotovoltaico italiano 2017 produjo el 8,7% de la electricidad.

sustainable energy

Pero ¿si cruzamos el océano y la cordillera? ¿Cuál es la situación en Chile?

Aquí también se podrían aplicar las palabras de Pagliaro según el cual la revolución ya está en marcha. Chile, como se lee en la página del Ministerio de Energía está “viviendo una Revolución Solar, aprovechando el potencial energético de su territorio en base a la energía limpia que proporciona el sol”.

Así, hoy en Chile las Energías Renovables No Convencionales representan un 17% de la matriz energética del país, siendo la Energía Solar la más importante , concentrando un 47% de este tipo de energías limpias. Chile ha confirmado su liderazgo en materia de energías renovables, teniendo la radiación solar más alta del mundo, además de fuertes vientos de norte a sur para desarrollar energía eólica, y un tremendo potencial de energía marina en sus costas, gran capacidad para desarrollar biogas y un recurso geotérmico a lo largo de la cordillera.

En la última versión del “New Energy Finance Climascope” elaborado por “Bloomberg New Energy Finance” y el Banco Interamericano de Desarrollo, Chile alcanzó el primer lugar en inversión de energías renovables y lucha contra el cambio climático, en la región de América Latina y el Caribe.

Valhalla | Puma | Por la razón y la ciencia

Watch this video on YouTube.

Esto se debe principalmente a la inversión record en proyectos de energía renovable no convencional (ERNC), que se ha multiplicado: pasando de 1,3 mil millones de dólares en 2014 a 3,2 mil millones de dólares en 2015. El ranking, considera cuatro variables: Marco propicio, Inversión, Cadena de Valor y reducción de CO2.

¿Un ejemplo? En el Desierto de Atacama investigadores locales han puesto en marcha el Proyecto Valhalla, un colosal reservorio y productor de energías limpias -que incluye el gigantesco parque solar “Cielos de Tarapacá” – que podría llegar a ser capaz de brindarle energía eléctrica a todo el continente sudamericano. Aunque está en las fases iniciales, sus potencialidades son gigantescas. Un impresionante modelo de aprovechamiento de las condiciones geográficas, en función de generar utilidad para un país y sus ciudadanos, pero también para el medio ambiente. El gran mérito de los investigadores chilenos es haber reconocido que en pleno desierto podía estar la clave para el abastecimiento energético del país, e incluso del continente.