A partir del año pasado Santiago de Chile es escenario de una de las carreras automovilísticas más emocionante del planeta: la Formula E. Competencia en la cual participan coches monoplazas empujados por un motor eléctrico que permite llegar hasta los 280 kilómetros por hora.

La capital chilena se ha sumado, entre otras metrópolis, a Roma, París, Nueva York, Hong para albergar un E-prix; y lo hizo gracias a un circuito urbano sumamente atractivo que, en 2018, reunió a más de 20 mil personas a su alrededor.

 

En 2019 la Formula E vuelve a Santiago con un nuevo y aún más espectacular escenario: con el objetivo de disminuir el impacto en la ciudad y entregar un show de alta calidad para los asistentes, se eligió el emblemático Parque O’Higgins para hospedar la carrera el próximo 26 de enero.

Fundamental para la realización de este evento planetario ha sido la participación italiana con El Grupo Enel -presente en el país a través de Enel Chile y sus empresas subsidiarias- que con grandes esfuerzos pudo volver a traer la carrera a las faldas de los Andes entregando nuevamente a todos los fanáticos de la velocidad un espectáculo en vivo que, además, representa el presente y el futuro de la tecnología automovilística.

¡El sábado 26 de enero el futuro vuelve a Santiago!