Chile se ha convertido hoy en un modelo de transporte urbano sostenible gracias a la contribución de Enel, en particular a Enel X, la compañía del grupo que ofrece soluciones tecnológicas innovadoras para empresas, ciudades y consumidores individuales. El Presidente Piñera inauguró esta mañana en Santiago la primera flota de 100 buses eléctricos que Enel X ha traído a Chile en colaboración con la empresa china BYD que los fabrica. Se trata de la coronación de un plan piloto iniciado hace 5 años atrás. Los buses serán entregados en leasing al operador del Transantiago Metbus, y operarán por el corredor de Avenida Grecia a partir del próximo 15 de diciembre. 

Se trata de una inversión de 40 millones de US$ a la cual podrían sumarse 150 vehículos adicionales en la óptica también de la futura licitación del Transantiago que privilegiará este forma de transporte de pasajeros.

De todas formas Enel X está ya apuntando a las regiones ya que según lo trascendido por la misma empresa se está tratando de introducir buses y eventualmente taxis colectivos en la región del Bío Bío.

Además de destacar el positivo impacto sobre el medio ambiente hay que señalar que esta forma de transporte tiene un costo significativamente inferior al actual sistema utilizado. El costo por kilómetro es de $70 para los buses eléctricos versus los $300 de los buses tradicionales.

Es un modelo para muchas ciudades del mundo, incluso para las italianas. La revolución eléctrica del transporte público comienza en Chile, con una marca italiana.