Logo Dieta y Salud

Con la ocasión de Tercera Semana de la cocina italiana en el mundo acabamos de lanzar un nuevo proyecto italo-chileno “Dieta y Salud: una propuesta mediterránea para Chile”. A partir de hoy trabajaremos con instituciones y centros de investigación chilenos para promover el desarrollo de un “camino chileno” a la dieta mediterránea.

¿Por qué este proyecto? Desafortunadamente, Chile registra una fuerte alza de la obesidad en niños y adultos. Las autoridades se están ejecutando para cubrir importantes proyectos como el programa Elije Vivir Sano del Ministerio de Desarrollo Económico y el trabajo de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) del Ministerio de Educación. Italia, que es la cuna de la dieta mediterránea, se propone como un socio para este esfuerzo colectivo. Y dado que la dieta mediterránea es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta organización también apoyará la iniciativa.

¿Qué es la dieta mediterránea? El concepto fue introducido en el mundo científico a principios de los años cincuenta por el nutricionista estadounidense Ancel Keys quien, llegado a Nápoles para una conferencia, pudo investigar la sorprendente ausencia de casos de enfermedades cardiovasculares, sin importar la clase social. A partir de este sorprendente dato Keys comenzó entonces un imponente y ambicioso estudio epidemiológico y, tras mudarse a la zona del Cilento, durante tres décadas analizó las tradiciones alimentarias, los estilos de vida y la incidencia de las enfermdades cardiovascolares en sujetos oriundos de Italia y otro países.

Dieta mediterránea entonces hoy no se entiende como un listado de alimentos, etiquetándolos como “buenos”, “menos buenos” y “malos”; sino que como al acercamiento a una distinta manera de pensar y de vivir, a 360°.

Un “humanismo” alimentar, podríamos definirlo, gracias al cual es posible disfrutar de productos mejores, más naturales y, al fin y al cabo, más saludables. Se trata de una filosofía de vida alimentar, un estilo de vida que puede encajar perfectamente en los intereses económicos y sociales de un país como Chile, que cuenta con una zona muy parecida a la mediterránea. 

El viernes 23 de noviembre el profesor Daniele Del Rio, Director de la Escuela de Estudios Avanzados en Alimentos y Nutrición, de la Universidad de Parma, fue el protagonista de un diálogo con la profesora Isabel Zacarías del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos, (INTA), un organismo de la Universidad de Chile, y con el profesor Attilio Rigotti del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la presencia de la Secretaria Ejecutiva de Elije Vivir Sano Alejandra Domper, del director de la JUNAEB Jaime Tohá e de la Asesora Regional de Educación y Salud de UNESCO Mary Guinn Delaney. 

Deseo invitar a todos nuestro lectores a ser protagonistas activos en el trabajo que realizaremos a partir de hoy. Todo el año 2019 estará caracterizado por las celebraciones de Leonardo da Vinci en el aniversario de los quinientos de su muerte. Quisiera entonces concluir invitándoles a celebrar próximamente y con nosotros a uno de los genios más interesantes que la historia de la humanidad nos haya entregado, planteándoles, además, esta inquietud: visto que estamos hablando de “humanismo” alimentar, ¿no creen que Leonardo, de vivir hoy, se ocuparía de ciencias nutricionales en favor una major calidad de la vida?